Tal cual

El día había amanecido gris.

Grandes nubes estaban anunciando tormenta pero seguían sin decidir cuando tirar la primera gota.

Hora y media de cola pero merecía la pena la visita. Y máximo, 20 minutos de estancia en lo más alto de la catedral.

Nos llegó el turno.

Primero, ascensor (menos mal) y después unas escaleras antiguas, en un ambiente antiguo, de un monumento glorioso.

Las gárgolas tan impresionantes, la suave luz mañanera muy diferente a la brusca de mediodía, la nube que se formó creando ese ambiente tan gótico…¿Quién soy yo para darle color?

Gris, blanco y negro para un momento que ya pasó.

Así es la fotografía.

Y no llovió.

Galerie des Chimières, Nôtre-Dame. París

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s