Pies descalzos

pies_botas

50 metros más allá, un gran charco nos impediría seguir con el ritmo de la caminata.

Cuestionábamos que las botas de caña media, con gore-tex de última generación, pudiesen soportar la humedad y profundidad de una gran acumulación de agua. Posiblemente, a causa de las lluvias de la mañana.

Y mientras estábamos estudiando la manera de sobrepasar aquel inoportuno contratiempo, nos adelantó un lugareño que iba descalzo.

Seguía el camino, seguramente pensando en sus particulares problemas personales, pero descartando la nimiedad que a nosotros se nos hacia cuesta arriba por estar tan atrasados.

Era obvio que lo más adelantado era regresar a la tierra. A tocarla con nuestros pies descalzos.

Ruta hacia el lago Mutanda. Uganda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s