Volver a empezar

clavos

Sus dos compañeros se enfrentaban al destino con las cabezas bien altas pero él, quizás pensando en tiempos mejores, esperaba cabizbajo.

Pensaba que no se merecía aquel desenlace tan drástico, aunque sólo fuese por su edad.

Que por todo lo que había visto, oído y sentido, no era pago justo un final de aquella manera. Así, no.

Pero sus antiguos inquilinos habían partido hacia otro lugar y su nuevo dueño, con otros horizontes, tenía decidido empezar desde cero. Restaurar.

Así lo dejé en aquella finca.

Tres clavos en una finca de Mondariz-Pontrevedra. España

PD. La calidad de imagen no es todo lo bueno que quisiera, pero es una recuperación de fotografías de negativo. Esto es, de la era analógica. Creo que la fotografía merecía la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s