Gracias, Julio.

Pirineos

Siempre soñado pero nunca consumado, el viaje a Pirineos llegó, cuando tenía que llegar: En el mejor momento.

Independientemente de las apabullantes lluvias, niebla y rayos que nos encontramos (además de las inundaciones de las que nos fuimos enterando) he descubierto un Pirineos que nunca imaginé. Gracias, Julio.

Fue tal el impacto recibido, que no reaccioné como debiera o como buscaba y las fotografías no dejan constancia de lo que allí hay.

Bueno, salvo la que acompaña. Creo.

Empecinado en “verme reflejado” en el ojo del quebrantahuesos o captar aquellos farallones que se echan encima, me encontré sin tanto teleobjetivo para captar ese momento o con el copioso aguacero que me hizo guardar la máquina y dejarlo para mejor momento. Para otra excursión.

Pero esa pared de fondo, los grandes árboles, “liliputienseados” por la ciclópea rocosa y la soledad de un buitre que se pierde en la inmensidad, me dejarán constancia del lugar al que quiero regresar, y pronto, en el momento adecuado.

Como siempre.

Pirineos en Huesca. España

PD. Si un día queréis ir a Pirineos y buscáis un guía conocedor, incansable y sobre todo, apasionadamente enamorado del lugar que enseña, aquí tenéis un nombre. Julio Eiroa.
PD2. Si, esta es la razón de no publicar en una semana. Pero ya he vuelto.
PD3. Esta vez, la foto en grande, eso si, con marca de agua que ya he visto alguna de las publicadas, en páginas comodonas. Esto es, trabaja tú que ya me ocupo yo de explotarte. NO, gracias.

Anuncios

4 comentarios en “Gracias, Julio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s